Ciberataque a Sanitas: impactos diferenciales sobre mujeres cuidadoras

2024-02-09 Leer en voz alta

La necesidad de que los Estados adopten e implementen políticas y estrategias de seguridad digital desde enfoques diferenciales es evidente ahora que las tecnologías hacen parte de la cotidianidad de millones de personas.

Al tiempo que la pandemia por COVID 19 exacerbó algunas problemáticas preexistentes sobre grupos históricamente afectados, la digitalización, impulsada por el aislamiento reciente, también ha llevado a un aumento en los riesgos de ciberseguridad; un fenómeno que ha hecho que la seguridad digital se vuelva más relevante en los últimos años. Por ejemplo, el confinamiento agudizó la crisis del cuidado, aumentando la carga global de trabajo de las mujeres.Según la Organización Internacional del Trabajo – OIT-, las mujeres tienen a su cargo 76,2% de todas las horas del trabajo de cuidado no remunerado, lo que equivale a más del triple que los hombres, y son ellas quienes tienen doble o triple jornada laboral, situación que se agravó con las medidas de contingencia como el aislamiento.

La coyuntura también empeoró la situación para las mujeres en las familias donde algún miembro sufría una enfermedad crónica o donde habían personas mayores que requerían de cuidado.1

Desde la perspectiva de los riesgos de ciberseguridad, también es un hecho que a medida que la tecnología se integra más en nuestras vidas, los delitos y ataques cibernéticos también han crecido. Según Check Point Research, un servicio que impulsa el descubrimiento de nuevas amenazas cibernéticas, los ciberataques aumentaron un 38% en 2022 en comparación con el año anterior.2

A pesar de su urgencia, la seguridad digital se enfoca principalmente en los sistemas y no en las personas. Esto quiere decir que las buenas prácticas de ciberseguridad proponen planes, estrategias y estudios que tienen como objetivo prevenir y gestionar los riesgos a los que se ven sometidos los sistemas tecnológicos y las infraestructuras críticas. No obstante, observa con insuficiencia a las personas en quienes las consecuencias de los daños en los sistemas recaen.

La estrecha relación entre el desarrollo de actividades en diferentes esferas sociales, políticas y económicas y las herramientas tecnológicas, establece la necesidad de abordar, desde la seguridad digital, enfoques diferenciales que permitan generar prácticas y rutas de acción que protejan de manera activa y efectiva a las personas de las consecuencias negativas que pueden general los fallos de los sistemas informáticos.
Conscientes de que este contexto no es ajeno a nuestra realidad y de la urgencia de que la política pública de seguridad digital de Colombia, y los demás estados, reconozcan que los aspectos diferenciales
como el género, la orientación sexual, la raza, la religión, la etnicidad, las capacidades, la clase social y la filiación política, entre otros, generan impactos diferenciados cuando se trata de fallos en ciberseguridad3, desde la Fundación Karisma realizamos esta investigación con el objetivo de evaluar los daños e impactos diferenciados sobre mujeres cuidadoras, remuneradas y no remuneradas por ocasión del ciberataque que sufrieron las plataformas tecnológicas de la empresa Keralty,4 específicamente, las de su filial en el país: Sanitas EPS, en 2022.

Para explorar la relación entre el cuidado y la seguridad digital, nos basamos en la aplicación de entrevistas semiestructuradas a mujeres cuidadoras remuneradas y no remuneradas, siendo estas últimas enfermeras trabajadoras de la EPS Sanitas, las cuales nos permitieron conocer las consecuencias que tuvieron que afrontar tanto ellas, en calidad de cuidadoras, como los usuarios de la EPS Sanitas debido a los ciberataques contra dicha entidad.


Agradecimientos

Agradecemos especialmente a todas las mujeres cuidadoras que contribuyeron a la realización de esta investigación; sin su participación, esta no habría sido posible. Este trabajo nos permitió entender a mayor profundidad las implicaciones del uso del tiempo en la vida de las mujeres, y, por ello, la porción de este que dedicaron a las entrevistas, es supremamente valiosa.


A continuación compartimos el informe completo en formato PDF para consultarlo y para su descarga. 

  1. Comisión Interamericana de Mujeres. (2020). Covid-19 en la vida de las mujeres: razones para reconocer los
    impactos diferenciados. Recuperado de: https://www.oas.org/es/cim/docs/ArgumentarioCOVID19-ES.pdf ↩︎
  2. IT Digital Security. (2023). Los ciberataques globales aumentaron un 38% en 2022. Recuperado de: https://www.itdigitalsecurity.es/endpoint/2023/01/los-ciberataques-globales-aumentaron-un-38-en-2022 ↩︎
  3. Asociación para el Progreso de las Comunicaciones. (2023). Marco para el desarrollo de una política de ciberseguridad que responda a las cuestiones de género: herramienta de evaluación. Recuperado de: https://www.apc.org/sites/default/files/ciberseguridadherramientaevaluacion.pdf ↩︎
  4. CityTv. (2022). Hackers atacan a EPS Sanitas afectando a millones de usuarios. Recuperado de: https://citytv.eltiempo.com/noticias/salud/hackers-atacan-eps-sanitas-afectando-millones-de-usuarios_56545 ↩︎

Acompáñanos en @Karisma en X, Fundación Karisma en Facebook y YouTube, y @karismacol en Instagram y Tik Tok.

Si por algún motivo esta entrada no es accesible para tí, por favor escríbenos a comunicaciones@karisma.org.co y haremos los ajustes que estén a nuestro alcance para que puedas acceder al contenido.

Indícanos el título del contenido en el asunto del correo, por ejemplo: Ciberataque a Sanitas: impactos diferenciales sobre mujeres cuidadoras

Es fundamental poner el tema en la agenda y nutrir la conversación. ¿Trabajas en un medio de comunicación? Escríbenos a comunicaciones@karisma.org.co.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.