Escrutinio en 2022: tratando de dar confianza aunque no lo sepamos todo

2022-03-11 Leer en voz alta

Por: Pilar Sáenz coordinadora del K+LAB

En este año electoral mucho hemos escuchado la palabra FRAUDE. La usan los petristas y los uribistas por igual. Que no pudiste cambiar el sitio de votación FRAUDE, qué hay un contrato a final de año para el software de escrutinio FRAUDE, que puede haber injerencias extranjeras con hackers en las elecciones FRAUDE.

Desde diferentes orillas se alza la voz de muchas personas pidiendo garantías ante una desconfianza en aumento que siguiendo la forma habitual de la desinformación: tiene partes de rumores y partes de verdad. El nuevo viejo protagonista de esta angustia es el software de escrutinio de la Registraduría. En la lista de villanos aparecen los nombres de Indra y de la Registraduría pero en este tema hay mucho más para entender.

No queremos que caigan tan fácil en la narrativa del fraude pero tampoco podemos asegurar que el sistema de escrutinio es robusto, así que en esta entrada les contaremos algunas cosas que sabemos sobre el escrutinio de cara a las elecciones del próximo domingo.

¿Qué es el escrutinio y cómo entran a jugar los software y las empresas contratadas?

Decidimos hacer un video de menos de 4 minutos que lo explicara.

Del video hay algunas cosas importantes que es posible profundizar un poco más. La primera es que hay dos software de escrutinio, la segunda es que aunque se han hecho pruebas la verdad aún no se conocen resultados de una auditoría y no se han hecho pruebas de funcionamiento con los software definitivos que nos den la suficiente confianza. Esto es lo que sabemos por ahora.

1. DISPROEL

  • Este software se va a usar en más de 2600 comisiones escrutadoras en todo el país y, aunque no sabemos aún cuáles son los hallazgos o recomendaciones que hayan hecho, cuenta con una auditoría técnica externa. Este software no es de propiedad del Estado sino de la Unión Temporal DISPROEL y por esto no se puede acceder a su código fuente.
  • El pasado sábado 5 de marzo, Fundación Karisma participó junto con la Misión de Observación Electoral -MOE-, del simulacro que se hizo en Corferias para ver cómo funcionaba. Lo que podemos decir es que hasta dónde vimos, hace lo que debe hacer: 
  • Permite enrolar a las personas que hacen parte de la comisión con su usuario, contraseña y huella.
  • Permite proyectar con un videobeam el formulario E14 de claveros (donde se consignan los votos de cada mesa de votación)  y el programa de escrutinio donde se transcriben los resultados de la votación. Esto facilita la tarea de los testigos electorales que deben constatar que lo que se transcribe coincide con lo consignado en el formulario.
  • Genera los documentos finales de la comisión, el E24, el E26 y el AGE.
  • También permite grabar toda la información que genera la comisión en un soporte óptico (CD) que se envía a la comisión del siguiente nivel.
  • El software tiene una componente local que se ejecuta en los equipos (que llaman “software base”) y una componente web (que llaman “software web”). Finalmente el software base envía la información y los archivos al software web de control y seguimiento.
  • A esta altura nos gustaría que se hubiera podido auditar de verdad, no solo ver como funciona, analizar el código fuente, las bases de datos y conocer más sobre su arquitectura, tener más tranquilidad sobre los métodos de verificación de integridad de los datos donde intervienen operaciones criptográficas (Hash) que se usan para garantizar que la información entre comisiones no haya sido alterada.
  • Otro aspecto importante que nos quedaron debiendo en este proceso, son pruebas de funcionalidad con el software final en presencia de los partidos, de las misiones de observación y otras personas y organizaciones interesadas. Pero esto ya no fue.
  • Hoy, viernes 11 de marzo, a dos días de las elecciones, se hará el registro y verificación de la información técnica de los programas fuentes y ejecutables de preconteo y escrutinio y con el ejecutable registrado y verificado es el que se va a instalar en todas las comisiones del país, salvo en la comisión nacional de la que ya vamos a hablar.

2. INDRA

  • Este software se va a usar solo en la comisión escrutadora de orden nacional que está a cargo del Consejo Nacional Electoral- CNE-.
  •  Es un software que funciona en la red de INDRA, una aplicación web a la que se podrán conectar los 9 magistrados del CNE desde unos computadores especiales que están en Corferias, donde sesiona la comisión. 
  • Este software no tiene auditoría externa, sino interna y hasta donde nos dijeron, el acompañamiento de la Universidad Abierta y a Distancia -UNAD-. Aún no sabemos cuáles fueron los resultados de ese acompañamiento.
  • Pudimos ver en funcionamiento el software el 9 de marzo, aunque a 4 días de elecciones aún no estaba terminado, lo que vimos era funcional y hasta donde vimos el software hace lo que se supone debe hacer. 
  • Permite enrolar a las personas que hacen parte de la comisión con su usuario, contraseña y huella.
  • Permite cargar la información de los CD de las comisiones departamentales, incluyendo reclamaciones para ser consideradas en la comisión nacional.
  • Permite revisar los archivos de las comisiones anteriores para verificar la información.
  • Busca y muestra el formulario E14 en el repositorio de información de DISPROEL para constatar la información de la mesa de votación si se requiere (vimos la funcionalidad pero no se hizo la prueba completa porque no hay E14 disponibles para probar).
  • Permite escanear archivos relacionados con alguna reclamación que sean presentados a la comisión (esto tampoco lo tenían funcionando plenamente cuando nos mostraron el sistema).
  • Genera nuevas solicitudes para hacer modificaciones a las cuentas de las elecciones y genera los actos donde se resuelven estas solicitudes aprobándolas o rechazándolas.
  • Permite hacer modificaciones de las cuentas de las elecciones. 
  • Envía la información al sistema web de seguimiento y control de la comisión nacional.
  • Pero igual que con el de DISPROEL, nos hubiera gustado una auditoría de verdad, conocer la totalidad del código y no solo partes, conocer la estructura de las bases de datos subyacentes, la arquitectura detallada del sistema y al final poder hacer pruebas con otros y no solo ver el código en estas reuniones a puerta cerrada donde estuvimos solos con la MOE participando de las entregas parciales de funcionalidades. Analizar un código fuente que cuenta con más de 1200 archivos en dos miradas de una hora es ilusorio.
  • Sabemos que se hicieron otras reuniones con Partidos, con observadores internacionales, con organismos de control, pero al separarnos, perdimos la posibilidad de conocer qué les preocupa a los otros y cuáles fueron sus preguntas y comentarios. 

Estamos preparando un informe completo de nuestra observación, donde podamos contar a profundidad qué hemos aprendido de estas experiencias y qué podemos pedir de cara a las elecciones presidenciales que se avecinan.


Si por algún motivo esta entrada no es accesible para tí, por favor escríbenos a comunicaciones@karisma.org.co y haremos los ajustes que estén a nuestro alcance para que puedas acceder al contenido.

Indícanos el título del contenido en el asunto del correo, por ejemplo: Escrutinio en 2022: tratando de dar confianza aunque no lo sepamos todo


Es fundamental poner el tema en la agenda y nutrir la conversación. ¿Trabajas en un medio de comunicación? Escríbenos a comunicaciones@karisma.org.co.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.